PGA Tour vs LIV GOLF: la polémica está servida

La rivalidad  PGA Tour vs LIV Golf  se remonta a principios de los años 2000, cuando LIV Golf surgió como una alternativa a la PGA. Aunque las dos organizaciones comparten muchas similitudes, hay algunas diferencias que las distinguen. La PGA es una entidad sin fines de lucro que promueve el golf profesional y ofrece apoyo a los jugadores profesionales, mientras que LIV Golf es una empresa con fines de lucro que se especializa en la compra y venta de productos relacionados con este deporte. Además, la PGA ofrece una variedad de programas educativos, torneos y recursos, mientras que LIV Golf se enfoca en la comercialización de productos y la promoción de los mismos a través de eventos y marketing. Esta rivalidad PGA vs LIV Golf ha generado una gran cantidad de debate en la industria, ya que cada una busca ofrecer la mejor experiencia para los jugadores y entusiastas.

No obstante, el debate va mucho más allá que quién ofrece uno u otro servicio, o cual es de mejor calidad, organiza este o aquel torneo, etc. No vamos a entrar en valoraciones éticas, pero en resumidas cuentas, PGA Tour es el circuito profesional por antonomasia en Estados Unidos. Podríamos afirmar que es el equivalente a la NFL en fútbol americano, la NBA en baloncesto en EEUU o la FIFA en fútbol. Por la contra, LIV Golf es un circuito profesional de reciente creación patrocinado por el Public Investment Fund, o lo que es lo mismo, el fondo de riqueza soberano de Arabia Saudita. Así que no hace falta decir que este asunto va más allá de lo estrictamente comercial. Es la eterna lucha de Oriente contra Occidente o, si se nos permite la afirmación, la incursión de los petrodólares en un mundo tradicionalmente organizado.

RELACIONADO¿El golf es un deporte? El final del debate.

Si no distingues un sand wedge de un sándwich, es muy probable que te hayas perdido lo más grande que le ha pasado al golf desde la invención de los pantalones a cuadros: LIV Golf, la nueva liga respaldada por Arabia Saudí que se ha convertido en el mayor rival del PGA Tour y ha sumido a todo el deporte del golf en lo que muchos han descrito como una crisis existencial.

Vamos a conocer las diferencias fundamentales entre ambos organismos e intentar, de este modo, conocer los pros y los contras de esta nueva liga.

¿Qué es el PGA Tour?

Como decíamos, PGA Tour es el máximo organizador de eventos del Golf masculino en Estados Unidos  y, junto con el PGA European Tour o EPGA (que engloba los tres grandes circuitos europeos: el European Tour, el European Seniors Tour y el Challenge Tour) han sido los encargados de la organización del golf profesional en todo el mundo durante años (y, a día de hoy, lo siguen siendo). Similar a la NBA y la FIBA en baloncesto: ambos organizan todo, pero existen algunas diferencias en el reglamento.

Fundada en 1929 en Estados Unidos, PGA Tour ha sido el responsable de la organización, no solo de los cuatro Majors, sino también de las Series Mundiales, siendo el Players Championship, considerado como “el quinto grande”, el torneo más importante que organiza.

Hay que destacar que PGA Tour no es una federación encargada de establecer las normas del golf. Esa tarea reside en la USGA y a la R&A. Sin embargo, sí que se encarga de la regulación y supervisión de los torneos

Centrándonos en lo que verdaderamente nos va a proporcionar la principal diferencia con LIV Golf, vamos a mostraros la lista de torneos del circuito PGA Tour durante el pasado año 2022 y el premio de cada uno:

TORNEO

BOLSA

PREMIO

Sentry Tournament of Champions

$8,200,000

$1,476,000

Open de Hawaii

$7,500,000

$1,350,000

Open de La Quinta

$7,600,000

$1,368,000

Farmers Insurance Open

$8,400,000

$1,512,000

AT&T Pebble Beach Pro-Am

$8,700,000

$1,566,000

Waste Management Phoenix Open

$8,200,000

$1,476,000

The Genesis Invitational

$12,000,000

$2,160,000

Open de Palm Beach

$8,700,000

$1,440,000

Open de Puerto Rico

$3,700,000

$666,000

Open de Orlando - Arnold Palmer Invitational

$12,000,000

$2,160,000

The Players Championship

$20,000,000

$3,600,000

Open de Palm Harbor

$7,800,000

$1,404,000

WGC-Dell Technologies Match Play

$12,000,000

$2,040,000

Corales Puntacana Resort & Club Championship

$3,700,000

$666,000

Open de San Antonio

$8,600,000

$1,548,000

Masters de Augusta

$15,000,000

$2,700,000

Open de Hilton Head

$8,000,000

$1,440,000

Open de La Nueva Orleans

$8,300,000

$1,494,000

Mexico Championship

$7,300,000

$1,314,000

Open de Charlotte

$9,000,000

$1,620,000

AT&T Byron Nelson

$9,100,000

$1,638,000

PGA Championship

$15,000,000

$2,700,000

Charles Schwab Challenge

$8,400,000

$1,512,000

Open de Dublin

$12,000,000

$2,160,000

RBC Canadian Open

$8,700,000

$1,566,000

U.S. Open

$17,500,000

$3,150,000

Open del Connecticut

$8,300,000

$1,494,000

Open de Silvis

$7,100,000

$1,278,000

Barbasol Championship

$3,700,000

$666,000

Genesis Scottish Open

$8,000,000

$1,400,000

Barracuda Championship

$3,700,000

$666,000

British Open

$10,750,000

$2,500,000

3M Open

$7,500,000

$1,350,000

Rocket Mortgage Classic

$8,400,000

$1,512,000

Open de Greensboro

$7,300,000

$1,314,000

FedEx St. Jude Championship

$15,000,000

$2,700,000

BMW Championship

$15,000,000

$2,700,000

The Tour Championship

$75,000,000

$18,000,000

Fortinet Championship

$7,000,000

$1,440,000

Sanderson Farms Championship

$7,000,000

$1,422,000

Shriners Children's Open

$7,000,000

$1,440,000

Zozo Championship

$9,950,000

$1,980,000

The CJ Cup in South Carolina

$9,750,000

$1,890,000

Bermuda Championship

$6,500,000

$1,170,000

World Wide Technology Championship at Mayakoba

$7,200,000

$1,476,000

Cadence Bank Houston Open

$7,500,000

$1,512,000

The RSM Classic

$7,200,000

$1,458,000

Como podemos observar (y disculpas por poner una tabla tan grande) son alrededor de 50 torneos los que ha organizado PGA Tour a lo largo de todo 2022, con un total de premios de unos  100.000.000 de dólares para los ganadores, si no hemos hecho mal los cálculos.

¿Qué es LIV Golf?

Por su banda, LIV Golf o, como también es conocido, Super Golf League es un nuevo circuito profesional impulsado por fondos saudíes, que cuenta con personalidades tan importantes como arraigadas al mundo del golf, como Donald Trump. Este nuevo formato cuenta con algunas variaciones respecto a lo tradicional con el fin de hacerlo más atractivo para el espectador. Se busca un juego más ágil, con campos de menor longitud, 54 hoyos (en números romanos: LIV) y menos rondas, además de un formato shotgun start, que consiste en que todos los jugadores empiezan a la vez en distintos hoyos.

La primera temporada de LIV Golf contó con 8 eventos entre el 11 de junio y el 30 de octubre de 2022. Sin embargo, para el presente año 2023 la inversión ha aumentado, igual que el número de eventos, pasando de 8 a 14, empezando el 24 de febrero y hasta el 5 de noviembre. Uno de ellos, será nuestro el LIV Golf Invitational Valderrama, en el Real Club Valderrama de Andalucía, anteriormente llamado Andalucía Masters.

RELACIONADO: novena Edición del Andalucía Masters en 2023.

Pero, la diferencia más notable es la enorme dotación económica de dichos eventos. En 2023, cada participante que logre completar los 54 hoyos tiene garantizado un cheque mínimo de 120.000 dólares, con independencia de los premios para los ganadores. Estos, percibirán 4.000.000 de dólares en individual y otros 3.000.000 millones para el equipo (exceptuando el Trump National Doral Golf Club en Miami, cuyo presupuesto es de 50.000.000 de dólares). Dicho de otra manera, LIV Golf cuenta con un presupuesto para premios de 405.000.000 de dólares a repartir entre los 14 torneos que se disputarán en 2023.

El motivo del enfrentamiento PGA Tour vs LIV Golf

Básicamente la rivalidad entre estos dos circuitos viene porque LIV ha irrumpido a golpe de talonario, cual elefante en una cacharrería, en la casa de PGA Tour. Y, claro, a nadie le gusta que le entren en casa sin permiso.

Dicho así, parece fácil decir quién es el bueno y quién el malo en este asunto. Sin embargo, como en cualquier película, ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos.

Sin ánimo de juzgar a nadie ni de valorar el bien, el mal o la ética de sus acciones, por un lado no es raro encontrarnos con organismos mundiales que, aún habiendo hecho grandes cosas por su deporte, actúan como auténticas mafias abusando de poder, favoreciendo o robando a manos llenas. El ejemplo, quizá más claro y mediático es la FIFA en el fútbol y la figura de Joseph Blatter, quien presidió este organismo durante 17 años y condenado por delitos relacionados con el cargo que ostentaba.

Por otro lado, la inversión de capital es de vital importancia para el crecimiento de cualquier empresa u organización, y el golf no iba a ser menos. Siguiendo con los ejemplos del fútbol, es de dominio público que muchos clubes pertenecen a magnates o gobiernos de dudosa moralidad. En nuestro país, el caso más sonado es, tal vez, el Valencia Club de Fútbol, cuyo propietario es el empresario de Singapur, Peter Lim, aunque también nos pueden sonar los nombres de Al Thani en el Málaga o el de Dimitri Piterman en el Racing de Santander y Deportivo Alavés. Y ya fuera de nuestras fronteras, Roman Abramóvich o Al-Khelaïfi.

En resumen, LIV Golf ha tentado a personalidades de gran importancia en el mundo del golf, como Phil Mickelson, Sergio García, Dustin Johnson, Martin Kaymer, entre otros. Incluso el CEO de LIV es el ex número uno del mundo Greg Norman.

Nuestra opinión

Lo cierto es que en Madrid Golf creemos que los tiempos cambian y hay que saber adaptarse y que unos van y otros vienen. Solo el tiempo nos dirá si esto que está sucediendo en el mundo del golf será bueno o malo para el deporte.

Lo que está claro es que PGA Tour es un circuito con muchos años de experiencia y tradición. Nos ha dado más o menos alegrías y que puede gustar o no gustar, pero que ha sabido llevar al golf a sus niveles máximos de popularidad, patrocinio y excelencia. Si ahora mismo no existiera una rivalidad PGA Tour vs LIV Golf, pocos se cuestionarían su labor, entre otros motivos, porque no hay nadie más a los mandos.

No obstante, si se pretende seguir con esta progresión hay que saber evolucionar, y seguro que muchos economistas estarán de acuerdo en que la competencia es fundamental en este sentido. LIV Golf se presenta como un colosal competidor amparado por una fuente de riqueza casi ilimitada. Lo cual, va a obligar a PGA Tour a “apretar el culo”, si no quiere que les pase por encima.

En nuestra opinión: LIV Golf ha venido para quedarse. Así de sencillo. Y, aún siendo un asunto de extrema complejidad, pensamos que noticias como que “PGA Tour se reserva en su nueva normativa que ha entrado en vigor en la temporada 2022/23 la posibilidad de prohibir la participación en competiciones auspiciadas por ellos durante un año a golfistas que hayan jugado en torneos no autorizados por el PGA Tour aunque no sean miembros” no hacen ningún bien al mundo del golf, y mucho menos al propio PGA Tour.

Pero ahora es tu turno. ¿Qué opinas sobre el enfrentamiento PGA Tour vs LIV Golf? Nos gustaría conocer otros puntos de vista sobre este tema, así que déjanos tu comentario para que podamos conocer tu opinión y otros puntos de vista.

Deja un comentario