Clubs y campos de golf en Navarra

La Comunidad Foral de Navarra es uno de esos lugares emblemáticos de nuestro país, ya que posee una posición geográfica privilegiada que le otorga una gran variedad de ecosistemas, en los que conviven zonas con distintos relieves y paisajes, los cuales caracterizan la región.

Punto vital en el Camino de Santiago, la comunidad se nutre de dos climas: oceánico y mediterráneo, por lo que el verano es el momento perfecto para jugar al golf en Navarra, ya que las temperaturas serán más secas y las lluvias escasearán.

Como en cualquier región del norte de España, Navarra cuenta con una rica gastronomía y un valor cultural muy elevado, por lo que es un sitio ideal para hacer turismo combinado con unas partidas de golf en sus pintorescos paisajes.

Desgraciadamente, este deporte no está muy arraigado en la comunidad

En el listado a continuación encontrarás los lugares donde podremos practicar nuestro deporte favorito, por lo que si te preguntabas dónde jugar al golf en Navarra, estas son las opciones que tienes disponibles actualmente.

Afortunadamente, podemos decir que la Comunidad Foral comparte el crecimiento que está teniendo este deporte internacionalmente, considerándose un deporte en auge, por lo que no es de extrañar que se inauguren cada vez más campos en la región.

Esperemos que sea así, ya que es un auténtico privilegio disfrutar de este bonito deporte en emplazamientos como los frondosos y verdes valles y bosques de Navarra.

Directorio de clubs y campos de golf en Navarra

CargandoCargando
  • El club de Golf Castillo de Gorraiz cuenta con unas completas instalaciones para la enseñanza y el entrenamiento del golf. Campo de Prácticas, de algo más de 3 hectáreas de superficie, 300 m de longitud y más de 100 metros de anchura. Dispone de 33 puestos de tiro, 12 de ellos a cubierto e iluminados. El cubierto, muy luminoso y acristalado, está bien protegido en viento norte dominante y crea un espacio muy agradable para el entrenamiento.

  • Las instalaciones del club iniciales (chalet social y los primeros 9 hoyos) se fueron completando, en primer lugar, con la construcción de la piscina y la guarderí­a. Más adelante se construyó la nueva cancha de prácticas y el cuarto de palos, que han ido sufriendo remodelaciones a lo largo de los años. Finalmente, se construyeron las pistas de pádel y tenis. Así­ se ha llegado hasta las instalaciones actuales. Durante las primeras temporadas la calidad del campo no era comparable al estado al actual, se regó muy poco ya que no se concebí­a en el valle la necesidad de invertir en simiente de hierba y riego del campo. Sin embargo, algunos catalanes que visitaron el club se llevaron muestras de hierba da la Ulzama, ya que era de un color verde más intenso que la que ellos tení­an El terreno arcilloso y duro, con la hierba rala, permitía hacer distancias de tiro enormes, y había que approachar al antegreen.

  • El Club, con una extensión superior al millón de metros cuadrados, cuenta con un campo de golf de 18 hoyos diseñado por José María Olazábal, cancha de prácticas, putting green, 3 pistas de tenis, 6 pistas de pádel, una pista de basket, un pista de fútbol sala, un campo de fútbol de hierba natural, un centro de hidroterapia, saunas, jacuzzis, baños turcos, piscina climatizada, 3 piscinas exteriores, solarium, gimnasio, ludoteca, rocódromo, cabañas para la organización de campamentos infantiles con capacidad para 64 niños, un centro de estética y salud, un Palacio del siglo XIV y un impresionante robledal en donde descubrirás toda una diversidad de diferentes especies de flora y fauna autóctona.