Cómo empezar a jugar al golf: consejos para jugadores sin experiencia

“Cómo empezar a jugar al golf” es una duda que sonó por mucho tiempo en las cabezas de todos los que hoy son aficionados al golf o golfistas.

Y es que de lejos el golf puede parecer complicado. Existen muchas reglas, términos y conceptos propios de la disciplina que pueden resultar muy confusos para las personas que no hayan tenido en su vida un palo entre sus manos.

Este artículo reúne consejos e información general que cualquier golfista hubiera deseado tener al comenzar en el deporte. Si vas a empezar a jugar golf, o si te has iniciado recientemente en él, este post está dedicado para ti.

Y si ya eras un golfista experimentado, te invitamos a dar tu punto de vista acerca de este artículo. Muéstranos que cosas te hubiera gustado saber cuando te iniciaste en la práctica del golf 🙂

Glosario de términos: el lenguaje del golf

Como hemos mencionado al comienzo de este artículo, cuando entres en este mundillo oirás muchos conceptos y nombres raros cuyos significados te serán completamente desconocidos. Para que en tus primeras prácticas no te parezca que tu entrenador esté hablando en otro idioma, hemos realizado un breve glosario.

Es bastante acotado, pero posee algunos de los términos que son más recurrentes en el golf, y los que probablemente primero escucharás en tus comienzos como golfista:

  • Swing: es un movimiento (que involucra todo el cuerpo) realizado por un golfista para golpear una bola.
  • Par del hoyo: es el número estipulado de golpes que debe de realizar un golfista profesional para embocar la bola. Cada hoyo tiene su propio par, que varía dependiendo de la dificultad del mismo. La suma de los 18 pares de hoyos de un campo hacen al par del campo.
  • Handicap: es un número que indica la cantidad de golpes por encima del par del campo que debe realizar un jugador amateur para recorrer y colocar la bola en todos los hoyos de un campo. En consecuencia, el handicap muestra el nivel de juego de cualquier golfista.
  • Loft: es un término muy específico que solo se utiliza para describir a los palos de golf. Básicamente, son los grados de inclinación que tiene la cara de un palo.
  • Tee de salida: es el punto donde comienza el juego. Es una superficie plana en la que se pone el tee (un soporte de escaso tamaño, sobre el cual se coloca la bola) y se da el golpe de salida.
  • Calles: es el camino que conecta el tee de salida con el green.
  • Green: es el final del recorrido, dentro de él se encuentra el hoyo (marcado con una bandera). Está delimitado por un césped escasamente más alto que el de las calles.
  • Bunkers: son agujeros rellenos de arena cercanos al green, colocados a manera de obstáculos. Como dato curioso, también existen bunkers con césped alto en su interior en vez de arena, pero no son muy frecuentes.

Bueno, ahora que entiendes algunas palabras básicas de nuestra jerga, te daremos algunos consejos para iniciarte en la práctica del golf.

Un deporte cuyo aprendizaje requiere paciencia, mentalízate.

Como todos sabemos el golf no es un deporte demasiado frenético, lo que no le quita nada de emocionante, pero sí hace que sea un deporte para personas pacientes.

No nos vamos a engañar, el golf es un deporte difícil de practicar que requiere una gran técnica y, a menos que tengas a un Tiger Woods oculto en tu interior, tardarás mucho tiempo en dar buenos golpes. Es totalmente normal que en tus primeros golpes ni siquiera le pegues a la bola, y que en las ocasiones que lo hagas, la bola salga disparada exactamente hacia el lugar contrario de donde la querías dirigir.

El golf es exigente en cuanto a tiempo, si quieres ser bueno en él, aunque si inviertes tiempo en él te aseguramos que no te arrepentirás.

Tendrás que invertir muchas horas para empezar a tener seguridad en ti mismo y en tus golpes, pero una vez que lo seas, seguramente se convierta en tu deporte favorito.

Localiza un campo de golf cercano a ti

Es una gran variable que te hará mucho más fácil ir a entrenar con frecuencia y así mejorar en el deporte.

Para ahorrarte tiempo, hemos realizado un completo directorio de campos de golf en España, organizado por comunidades autónomas, que incluye los datos de contacto de cada uno de ellos. Con él, puedes escoger rápidamente al campo que más próximo te sea y mejor se adapte a tu nivel.

Ve a clases de golf

Como ya hemos aclarado, el golf es difícil. Por ende, no es una disciplina hecha para autodidactas.  Si quieres empezar a jugar, es muy importante que tomes clases. En nuestro listado de clubs y campos de golf por comunidades autónomas puedes ver los campos y clubes que están más cerca de dónde vives e informarte acerca de grupos de clases para iniciación o perfeccionamiento.

Esto nos lleva a otro “subconsejo”, este es: busca a un buen profesor que se adapte a ti. Existen muchos golfistas geniales, pero no todos son buenos profesores. Si te es posible, prueba tomar clases con distintos profesionales hasta encontrar a alguien que te enseñe de la manera adecuada y que te sea agradable como persona.

Pasarás muchas horas con tu profesor, así que intenta encontrar a alguien con el que seas compatible a nivel personal.

Busca a alguien con quien entrenar

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, te será de mucha ayuda tener a alguien con quién compartir las largas prácticas e ir mejorando progresivamente en conjunto. Es un consejo muy personal, pero en la mayoría de los casos jugar con alguien que te agrade será mucho más divertido que hacerlo sin compañía.

Compra unos guantes

Aunque parezca mentira, los palos de golf no son estrictamente necesarios para empezar a aprender a jugar al golf, ya que normalmente los puedes alquilar en los clubs y campos de golf dónde vayas a entrenar.

Es por esto que para golpear tus primeras bolas no debes de adquirir un gran equipo, pero si te recomendamos adquirir unos guantes de golf desde el principio. Parece un consejo sin relevancia, pero te facilitarán mucho el agarre y control del palo.

Además, evitarán que se formen ampollas en tu mano, así que estos serán una sabia compra antes de tu comienzo en el golf.

Palos de golf para comenzar a jugar

palos de golf

Una vez que hayas tomado tus primeras clases y decidas continuar practicando este precioso deporte, deberás escoger un equipo que se adapte a ti. Este “equipo” será principalmente conformado por:

  • Palos de golf: necesitas comprar palos de golf que se adapten a tus conocimientos y estilo de juego. Obviamente no tendrás que comprar 14 palos cuando apenas te estés iniciando en esta disciplina, en realidad la bolsa de un novato suele ser mucho más pequeña que la de un profesional.

Si tienes un profesor, es probable que él te recomiende algunos palos que te puedan ser cómodos.

En cualquier caso, a continuación te presentamos una lista de los palos mínimos necesarios para los nuevos jugadores:

  • Un driver: te va a servir para las distancias largas, como lo puede ser el primer golpe en el tee de salida. Es difícil de controlar bien, pero intenta practicar mucho con él porque es de gran importancia en este deporte. Preferentemente compra uno de un loft de 10° a 12°, te permitirá alzar la bola y recorrer distancias más amplias.
  • Un híbrido: es cómodo y útil para los inexpertos. Es fácil de usar, pero a su vez te asegura golpes con potencia. Es bueno para las calles, y por los mismos motivos que en el driver, intenta adquirir uno con unos 23° de loft.
  • Dos hierros: cuando comiences quizá no identifiques los determinados momentos en los que se deben utilizar cada hierro. Así que para que se te haga más sencillo jugar, te recomendamos llevar únicamente un hierro corto y uno medio (que tienen usos bastante diferentes, de esa forma te será más fácil saber cómo y cuándo usarlos).
  • Un sand wedge: con él podrás realizar golpes cortos con cierto nivel de altura, con alto ángulo de elevación, y con un veloz freno de la pelota, una vez que esta toque tierra. A primera vista parece muy específico, pero lo usarás en muchos partidos para colocar la bola dentro del green. Siguiendo la lógica del híbrido y el driver, mientras más loft tenga tu sand mejor, te recomendamos uno de al menos unos 60° de inclinación.
  • Un putter: no necesita mucha justificación, es el palo con el que se hacen los golpes en el green para terminar colocando la bola dentro del hoyo, imprescindible siempre que queramos golpear en este lugar del campo.

Pasado un tiempo, cuando te desarrolles como golfista y quieras que un profesional te supervise en la compra de tus palos (teniendo en cuenta cómo es tu swing, la potencia de tus golpes y tu estilo de juego en general) puedes hacer un “fitting”. Este no es más que un proceso en el cual, midiendo tu swing y características de juego, se busca saber cuáles son los palos de golf que más se adecuan a ti.

El fitting ayuda encontrar los palos más adecuados y a evitar lesiones en los jugadores más experimentados.

Bolas de golf para jugadores de golf principiantes

Bolas de golf

Normalmente, los jugadores sin experiencia compran las primeras bolas de una calidad media, puesto que al principio se suelen perder muchas en golpes de larga distancia.

Recuerda también que a la hora de comprar bolas de golf las hay de segunda mando reacondicionadas, esto es muy útil al principio cuando se suelen perder muchas.

Por otro lado, la mayoría de nuevos jugadores usan bolas “distance”, que están enfocadas en brindar grandes distancias, sacrificando mucho control sobre la bola y la capacidad de retroceso de la misma (en los que los jugadores novatos no están interesados).

A nivel práctico, quedarás con la boca abierta cuando aciertes por primera vez a una de estas con un driver y veas lo lejos que puedes lanzarlas.

A medida que vayas subiendo tu handicap, y pierdas menos bolas por partido, intenta subir la calidad de las bolas que utilizas.

Prendas y calzado para jugadores de golf sin experiencia

En cuanto a las prendas que se aconsejan vestir para jugar golf, no hay una regla estricta al respecto. Generalmente van bien un polo o jersey suelto, un pantalón que te siente cómodo y unas zapatillas deportivas.

Cuando quieres comprar ropa para jugar al golf, lo más importante es que escojas un calzado apropiado para la práctica del golf y una ropa cómoda.

Tampoco debemos olvidar que el golf sigue siendo un deporte de cierto estatus social, por lo que pueden haber clubs que exijan un mínimo de decoro a la hora de entrar a un campo a entrenar o jugar. No suelen ser tan estrictos como hace años, pero estas reglas siguen existiendo.

En conclusión, el golf es un deporte exigente, pero a su vez agradable como pocos. Una larga travesía te depara si quieres ser un golfista, pero no es nada que no se consiga con esfuerzo.

Esperamos, con todo lo dicho en este artículo, haberte facilitado, siquiera un poco, tu llegada a este increíble deporte.

Deja un comentario